País de la Ausencia

2006-2010

El libro “País de la Ausencia” constituye una reflexión visual y poética de la sensación y concepto de ausencia. Fotografías mías se enlazan con la obra de la premio nobel chilena Gabriela Mistral. Imágenes y poemas entren en un diálogo que no es literal, sino metafórico y sensitivo, generando una atmósfera común.

El nombre de este libro (editado en 2010) se extrajo del poema “País de la Ausencia” del libro Tala, de Gabriela Mistral. Escogimos este nombre porque reúne los elementos esenciales del libro: Chile, la ausencia y a Gabriela Mistral.

Al retratarse la ausencia, necesariamente se evidencia su contraparte: la presencia se esboza en la ausencia y la ausencia en la presencia. Es una relación dialéctica que recorre a lo largo el “País dela Ausencia” (¿y la realidad?).

Las fotografías de “País de la Ausencia” muestran diferentes lugares del territorio chileno. Circunscribo este recorrido interno y externo a la realidad de Chile, en su dimensión humana y natural. De esta forma accedemos, a través de imágenes de un territorio, a un “espacio psicológico” mistraliano.

En este libro, procuro retratar espacios universales más que marcar puntos geográficos específicos. Los extractos de poemas de Gabriela Mistral incluidos en el libro fueron seleccionados por el escritor Fernando Pérez, por considerarlos retratos poéticos de la ausencia -en ocasiones de forma muy sutil- y por mostrar una relación literario-visual con las imágenes. Así, cada poema fue minuciosamente escogido para cada fotografía, a veces tras largos debates entre Fernando y yo. Obviamente, esto presupone una subjetividad considerable, constituyendo una arbitraria relectura de la poesía de Mistral.

El libro está organizado en una sucesión tres temas, que más que representar una división rígida, expresan sutilmente el paso por diferentes atmósferas dentro de la ausencia: Primero, la partida, la pérdida, la muerte. Segundo, la miseria, la soledad, el dolor. Tercero, la calma, la serenidad, el regreso. Es una progresión que no llega a ningún lugar específico ni necesariamente es optimista o pesimista. Intenta, más bien, explorar diversos tonos o matices de la ausencia y mostrar un abanico de valoraciones diversas de ella en las imágenes y en la obra de Gabriela Mistral.